Luis Ávila, caballero indiscutible

Este jueves nos sorprendió la noticia de la muerte repentina del ingeniero Luis Ávila, presidente de los Leones del Caracas.

Ingeniero Luis Ávila - Fallecido presidente de los Leones del Caracas. Crédito: LVBP

Por Mari Montes – @porlagoma

Este jueves nos sorprendió la noticia de la muerte repentina del ingeniero Luis Ávila, presidente de los Leones del Caracas.

Conocí a Luis Ávila antes de que los Prieto y Morales vendieran a los Leones del Caracas. Era un fanático del equipo, un hombre que asistía al estadio a disfrutar el beisbol. No sé si por aquel tiempo, tempranos años 90, sabía que terminaría encargándose de llevar las riendas del Caracas, lo que puedo asegurar es que sobre todo fue un fanático a quien le dolía el equipo.

Habíamos hablado semanas atrás, a propósito de la entrevista que hizo Daniel Álvarez a Bud Black, conversé con el emocionado fanático, que estaba orgulloso por las palabras que el ex lanzador dedicó a Venezuela y al equipo. Me dijo que estaba en chequeos médicos, bromeamos con eso.

También puedo decir que todos quienes trabajaron con él sólo tienen buenos comentarios sobre su don de gente, su honestidad y decencia, su buen trato hacia todos con quienes se relacionó laboralmente. Apartando algunos cometarios que no vale la pena comentar, la gran mayoría de los mensajes en las redes, sobre todo de quienes lo conocimos, destacaron sus virtudes como hombre familiar, jefe respetuoso y compañero generoso.

Los fanáticos de los Leones del Caracas habríamos deseado que su gestión exhibiera más que el título ganado ante los Navegantes del Magallanes en la temporada 2009-2010, y debo decir que el primero de todos los caraquistas que hubiera querido eso era él, Luis Ávila, por fanático y porque a ningún gerente le gusta perder. No pudo obtener mejores logros y la razones para que eso ocurriera son muchas, desde errores hasta suerte, pasando con los recursos reales con los que se podía contar para tener mejores resultados. Eso le pesaba, y tambén estaba consciente de que los fanáticos no reconocen los aciertos sino las fallas de la gerencia y lidiaba con eso, con sentido del humor y con paciencia.

Sabía tener tacto y manejar las situaciones poniendo por encima el respeto. No le tocó una era fácil, ni en la Liga ni en el equipo. Supo ajustarse para mantener al Caracas fuera del alcance de manipulaciones de intereses distintos al beisbol, como la situación surgida en la final Caracas- Lara de la Final del torneo 2018-2019. Ávila fue firme para apoyar la decisión de los jugadores.

Un hombre sensible, siempre recordaré su respuesta cuando le escribí para comentarle que Jesús Lezama, “Chivita”, debía ser operado de una rodilla, urgente, para ponerle una prótesis. De inmediato me pidió los datos y si dudar hizo que el equipo aportara más de la mitad de la factura, el resto de lo que hubo que pagar fue un aporte de Bob Abreu, Jesús Guzmán y Alex González. Dejo constancia ahora porque me pidió que no dijera nada, lo consideraba un deber del equipo, aunque Lezama no es un empleado de los Leones de Caracas. Sentía tanto respeto por él, que para la temporada 20108-2019, fue el principal promotor de que el campeonato llevara el nombre del célebre fanático caraquista. También fue su idea hacerle un homenaje días antes de que cumpliera 100 años. Quiso hacerlo en el terreno de juego y que fuese un momento inolvidable. No le gustaba hacer alarde cuando apoyaba buenas causas.

Como cualquier ser humano, tuvo aciertos y errores, y deja en el recuerdo de quienes le conocimos, la satisfacción de haber tenido su amistad y consideración. Siempre dispuesto a encontrar tiempo para responder preguntas, para escuchar otras opiniones, reconocer fallas propias y virtudes en el contrario. Le gustaba discutir con argumentos y siempre lo hacía con amabilidad. Un hombre de familia, y debo decir que fue un promotor del trabajo de las mujeres en el béisbol. Fue un caballero con todo lo que eso significa.

En paz descanse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.