Ofensiva de los Mets se desinfló y pierden terreno en el Este de la Nacional

Javier Báez no ha sido lo que se esperaba; mientras que el pitcheo tampoco ha respondido en los momentos apremiantes

AP Photo/Lynne Sladky

Por Víctor Boccone/@Vboccone

La batalla por el banderín de la división Este de la Liga Nacional ha tomado un nuevo auge. Mientras New York Mets pierden terreno, pero aún así siguen en la cima con récord de 56-52; Phillies y Braves vienen embalados, tras meterse en una buena racha cada uno.

Ahora bien, ¿qué pasa con los metropolitanos? La respuesta es sencilla: Se apagaron los bates del conjunto neoyorquino.

Hace exactamente una semana, los dirigidos por Luis Rojas recibían con bombos y platillos al puertorriqueño Javier Báez, suponiendo que sería una especie de pieza clave que ayudaría a encender esa ofensiva que tantos altibajos ha tenido durante este 2021; bien sea por las lesiones de sus jugadores claves o simplemente un slump ofensivo.

Ciertamente, «El Mago» se estrenó con jonrón en su primer juego con el uniforme de los Mets; sin embargo no ha sido suficiente, pues en los seis cotejos que ha disputado con su nueva organización, apenas promedia para .160 con dos cuadrangulares y trío de remolcadas, además de un escueto OBP de .192, debido a sus 10 ponches con el nuevo uniforme y tan solo un boleto recibido.

Estos números de Báez hacen pensar si en realidad el boricua era la pieza que necesitaban los Mets y no un Kris Bryant, quien desde que llegó a los San Francisco Giants batea para .333 con jonrón y par de remolcadas.

Otras de las ausencias que ha tenido los Mets en los últimos 10 juegos, en los que presentan marca de 3-7 es el bate de Pete Alonso. El flamante campeón del Derby de Jonrones, no ha podido ver luz en el cajón de bateo, pues durante esa pesadilla que viven los de Queens su promedio apenas alcanza los .194 puntos, producto de siete hits en 35 visitas al plato.

Quizá, la nota positiva con respecto a Alonso es que apenas se ha ponchado en cuatro ocasiones durante los últimos 10 encuentros disputados, por lo que presenta un OBP de .341.

Otra de las piezas que tampoco ha podido levantar la cara por la ofensiva de Nueva York es Michael Conforto. Con tan solo cinco imparables en sus últimos 29 turnos, el jardinero apenas presenta un promedio de .172; lo que ha obligado al mánager Rojas a enviarlo al banco, además de ir perdiendo valor, tomando en cuenta que irá a la agencia libre al finalizar la temporada.

Pitcheo escueto

El cuerpo monticular tampoco se ha salvado de este mal momento que viven los Mets, pues las lesiones han dicho presente durante toda la campaña, a pesar del regreso de Carlos Carrasco y las altas expectativas de tener a Noah Syndergaard antes de finalizar la temporada regular.

Con Jacob deGrom fuera, los metropolitanos solo se hicieron de los servicios de Rich Hill, quien tampoco ha sido lo que se esperaba, pues en sus tres presentaciones con los Mets se ha ido sin decisión en todas y en 15.0 innings ha permitido ocho carreras, siete de ellas limpias para una abultada efectividad de 4.20.

Con este panorama, los Mets deberán apretarse el cinturón, pues mientras ellos pierden terreno; Phillies y Braves vienen embalados y dispuestos a pelear a muerte por su pase a la postemporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.