Salvador está de fiesta

El venezolano cumple hoy una década de haber llegado a las Mayores con Kansas City Royals.

En 10 años se ha consolidado como uno de los receptores élite de la gran carpa

Por Víctor Boccone/@Vboccone

La tarde caía en la ciudad de Tampa Bay, en Florida. Por tercer día corrido, el Tropicana Field recibía a Kansas City Royals, quienes habían caído en las dos noches previas de esa serie de cuatro encuentros frente a los Rays.

En el conjunto de la realeza, Brayan Peña venía defiendo la posición de receptor; sin embargo, ese miércoles 10 de agosto de 2011, una nueva era comenzaría en Kansas City. Un joven de apenas 21 años de edad, de nombre Salvador Johan Pérez, oriundo de Valencia (Carabobo), aparecía en el lineup del mánager Ned Yost como 7mo bate y receptor.

En sus primeros turnos frente al pitcheo de los Rays se fue en blanco, pero con elevado de sacrificio, en la cuarta entrada, remolcó su primera carrera en la MLB. Luego, en la parte alta del séptimo episodio, una bola que se quedó en el medio del plato de Wade Davis, fue a parar en los predios del jardinero central, Melvin Upton Jr. Ese fue el primer hit de Salvador Pérez. El resto es historia…

Hoy, martes 10 de agosto de 2021, este muchacho apodado como “El Niño” o “Salvy” en la organización de Kansas City cumple una década de haber llegado al beisbol de Grandes Ligas. Su constancia detrás del plato lo han convertido en uno de los receptores élite en la MLB. Tanto así, que desde 2012 con menos de un año de haberse estrenado en el máximo nivel de la pelota estadounidense, los medios de la ciudad lo daban como la próxima gran figura de la franquicia. No se equivocaron.

Con 1089 juegos a cuestas, Salvador Pérez se ha convertido en el guía de los Reales. Sus 179 cuadrangulares, lo ubican como el quinto mejor en la historia de la organización; mientras que con más de 1100 imparables (1108) es el número 11 en la franquicia. Asimismo, su liderazgo dentro del terreno lo han convertido en un auténtico capitán y muestra de ello sucedió en 2015 cuando llevó a los Reales a levantar su primer trofeo de campeones en la Serie Mundial, desde el clásico de otoño de 1985, en la que a la postre se convertiría en el Jugador Más Valioso de esa serie frente a los New York Mets.

Y es que durante estos 10 años de carrera, Salvador Pérez se ha convertido en una figura icónica para las Mayores en la receptoría. Considerado uno de los mejores de su clase junto con Yadier Molina, Pérez ha ganado hasta cinco Guantes de Oro, cuatro de ellos de manera consecutiva entre las contiendas de 2013 y 2016.

Asimismo, su ofensiva ha hablado por sí sola, pues con esos 179 jonrones ha comandado la MLB desde 2011 entre los receptores. Su plusvalía dentro de Kansas City lo ha llevado a asistir en siete ocasiones al Juego de Estrellas, sirviendo como titular en seis de esos clásicos de mitad de temporada.

No hay duda que la carrera de Salvy es digna de admirar, pues además de contar con esos cinco Guantes de Oro y siete JDE, el criollo ha recibido tres Bates de Plata y el premio Regreso del Año en 2020, luego de perderse todo el 2019 por una operación Tommy John.

Aún le queda mucho camino a este criollo de 31 años, pero no es un secreto que su trayectoria por la MLB es digna de un futuro Salón de la Fama. Por lo pronto, Pérez continuará defendiendo a capa y espada los colores de los Reales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.