«Siempre le pedí a Dios jugar con los Cachorros de Chicago antes de finalizar mi carrera»

Robinson Chirinos se ha convertido en una pieza fundamental desde que firmó con los oseznos en este 2021

Por Víctor Boccone/@Vboccone

Entrevista: Daniel Álvarez Montes/@DanielAlvarezEE

La carrera de Robinson Chirinos en Grandes Ligas puede definirse como una montaña rusa llena de emociones. Desde su primer turno en la MLB con el uniforme de los Rays de Tampa Bay, aquel 18 de julio de 2011, hasta nuestros días, el nativo de Punto Fijo (Fal) no ha bajado la guardia en su lucha por mantenerse en el máximo nivel de la pelota estadounidense.

En 2019 vivió uno de sus años más preciados en las Mayores, con el uniforme de Houston Astros. Con ellos, alcanzó a dar 17 cuadrangulares y remolcó 58 carreras, pero más allá de eso pudo disputar la que ha sido su primera Serie Mundial y, aunque cayeron en el séptimo juego frente a Washington National, el careta disfrutó como un niño haber estado en un clásico de otoño.

Ahora bien, desde entonces, el venezolano ha dado tumbos. En 2020 vistió el uniforme de Texas Rangers y cerró con New York Mets; mientras que en este 2021 todo indicaba que comenzaría la contienda como backup de la posición 2 en los New York Yankees, pero una fractura en la muñeca le truncó su estreno con los Bombarderos.

Cuando todo parecía venirse abajo y la carrera del criollo en la pelota de la MLB pendía de un hilo, como su hubiese sido escrita para una película, Chirinos recibió una llamada que le cambiaría todos sus planes.

Tenía ese sueño en mi corazón. Le pedía a Dios que me permitiera jugar en Chicago antes de que mi carrera terminara y cuando recibí la llamada de los Cachorros, fue una gran alegría y parecía un niño. Mi primer día en Chicago sentía que era mi primer día en las Grandes Ligas»

Robinson Chirinos (Chicago Cubs, catcher) a El Extrabase

Y es que, en medio del preolímpico con el uniforme de Venezuela, Chirinos recibió la llamada de Chicago Cubs para unirse inmediatamente, luego de haber sido puesto en libertad por los Yankees. Dicho momento, significó mucho para Chirinos, quien en julio del año 2000 firmó con ellos para jugar al beisbol profesional.

Entré a la academia en Puerto Cabello con 14 años y trabajaba todos los días con el uniforme azul y siempre soñaba jugar en el Wrigley Field y solo le pido a Dios que me de salud, para demostrar aquí que hay Robinson Chirinos para rato y por qué no, volver a firmar y terminar mi carrera con Chicago. Sería completar un ciclo»

Robinson Chirinos a El Extrabase

Desde la llegada de Chirinos al clubhouse de los Cachorros, su rol de líder se ha mantenido, al punto de sustituir a Willson Contreras en la receptoría, luego de que sufriera un esguince en la rodilla y lo enviara a la lista de lesionados de 10 días.

Con un promedio de .283 en los 26 encuentros que ha disputado, además de sumar cuatro jonrones y cinco carreras remolcadas, ha hecho de Chirinos una pieza importante en esta reconstrucción de los oseznos, quienes salieron de sus piezas de peso, con el fin de enfocarse en un futuro promisorio.

Le dije a Willson que tenemos que llenarnos de fuerza y ser unos líderes detrás del plato para esos chamos. Ahora nuestra responsabilidad es demostrar qué significa ser un jugador aquí en Chicago. Debemos crear una nueva cultura y lo que nosotros queremos. Estoy contento y espero que juntos podamos ser piezas fundamentales para esta organización que ha sido ganadora en su historia»

Robinson Chirinos a El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.