Austin Riley puso a valer a los Braves

El antesalista ha sido la gran figura de Atlanta en esta segunda mitad y llevó a los suyos a la cima del Este en la Nacional

Después del Juego de Estrellas, Austin Riley batea para .342 (AP Photo/Nick Wass)

Bravos de Atlanta no sabía a qué atenerse, aquel 10 de julio cuando vieron como su estrella, Ronald Acuña Jr., se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y perdería el resto de la temporada.

Muchas fueron las dudas que se sembraron en la gerencia de los Tomahawks, las cuales los llevó a meterse de lleno en el mercado de cambios para recibir las piezas que sustituyeran al venezolano en los jardines. Sin embargo, sin saberlo, dentro de sus filas tenían un diamante en bruto.

Austin Riley se ha convertido, después del Juego de Estrellas, en esa figura clave en las aspiraciones para los dirigidos por Brian Snitker. Con un abultado promedio de .342 en sus 31 juegos posteriores al clásico de mitad de temporada, el antesalista ha llevado a los suyos a la cima de la división Este de la Liga Nacional.

La noche de este martes, 17 de agosto, Riley volvió a ser el héroe en la victoria de los Braves por 2-0 sobre Marlins en el loanDepot Park de Miami.

Con un jonrón en cuatro turnos selló la victoria de su equipo, suficiente para sacar juego y medio de ventaja a los Phillies en el Este del Viejo Circuito.

Súper Riley en la Segunda Mitad

Como si fuese una máquina, el cual necesitara calor para producir, Austin Riley fue calentando sus motores a lo largo que pasada la temporada.

La primera parte de este 2021 brilló con un promedio de .276, producto de 85 hits en 308 turnos al bate, además de acumular 14 cuadrangulares y 42 carreras remolcadas, el cual le valieron en su momento alzarse como el Jugador de la Semana a finales del mes de mayo.

Así, poco a poco el antesalista fue mejorando su bateo. Sin embargo, el punto máximo de esta producción ha llegado en la segunda mitad.

Con 12 jonrones es el segundo mejor paleador de la MLB después del Juego de Estrellas (solamente superado por Joey Votto con 15). Asimismo, su producción de carreras ha incrementado y se ubica entre los cinco bateadores que alcanzan, al menos 30 impulsadas, en esta segunda parte de la contienda con 31 fletadas.

Manos seguras

La ofensiva no ha sido lo único destacable para Riley en Atlanta. Su excelente guante también ha ayudado a mantener a raya a los rivales, y al mismo tiempo, darle bríos a los Braves para continuar su lucha por el Banderín de la División.

Si bien, al principio de su carrera era visto como un jardinero, el americano ha mostrado su calidad en la tercera almohadilla, por lo que no habría preocupación a futuro para esa posición en la organización de Georgia.

Sus números en la posición necesitan mejorar con el tiempo, sin embargo, pese a tener 13 errores en la esquina caliente para un Porcentaje de .958, también cuenta con el mérito suficiente por las 223 asistencias que ha realizado en esta temporada.

No ha duda que Ronald Acuña Jr. hace falta en esta alineación de los Braves; sin embargo, Snitker ha logrado establecer una sinergia entre sus piezas claves como Freddie Freeman, Ozzie Albies, Dansby Swanson y, por su puesto, Austin Riley.

Por Víctor Boccone/Twitter: @Vboccone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.