Odúbel Herrera sigue enrachado con el madero

El «Torito» quiere terminar a todo tren la temporada y acumula seis juegos en fila con al menos un imparable

En la segunda mitad batea sobre .300 de promedio (AP Photo/Matt Slocum)

Odúbel Herrera está decidido a cambiar la cara en esta temporada 2021 y hoy podemos decir que logró recuperar la confianza de sus compañeros en los Phillies de Philadelphia y de la afición en general.

Al principio de la temporada, su regreso al equipo grande fue visto con mucho recelo; sin embargo, a punta de batazos, poco a poco ha poco fue ganando terreno en el juego del mánager Joe Girardi. Hasta el punto de ser uno de los peloteros claves en esta recta final.

Su primera mitad estuvo cargada de altos y bajos, al dejar promedio de .241 (228-55); pero en esta segunda parte de la contienda, el oriundo de San José de Heras (Zulia) se ha destapado con el madero.

La tarde de este jueves, Herrera volvió a ser protagonista del triunfo de los Phillies por 7-6 sobre los Nacionales de Washinghton, gracias a trío de imparables en cinco turnos, amén de una carrera anotada e impulsada.

Encendido con el madero

Si bien es cierto, durante el mes de agosto, Odúbel Herrera fue un vendaval de batazos. En 25 encuentros llegó a promediar para .341 con seis cuadrangulares y 14 carreras remolcadas; por lo que quiso comenzar septiembre de una manera arrolladora.

Tras su faena del jueves, el «Torito» extendió a seis su cadena de juegos con al menos un imparable, período en el cual batea para .500 (de 20-10) con cinco carreras anotadas, un bambinazo y tres fletadas.

A tiro de los 100 imparables

Desde su estreno en las Mayores, en el año 2015, Odúbel Herrera se caracterizó por ser un buen chocador de bola y muestra de ello han sido sus cuatro temporadas con al menos 100 imparables; por lo que este 2021 no puede ser la excepción.

Con 91 incogibles, el zuliano va rumbo a su quinta contienda en las mayores con un centenar de inatrapables, recordando que su cifra tope la consiguió en la contienda 2016; año en que precisamente asistió a lo que ha sido su único Juego de Estrellas, realizado en el Petco Park de San Diego.

Ahora bien, una de las cualidades que le ha ayudado a mantenerse activo con el madero a Herrera en esta temporada, es su buena capacidad para batear fuera de casa. Al punto de registrar .280 de promedio en la carretera con 10 de sus doce cuadrangulares, además de cosechar 28 carreras remolcadas.

Sin duda, septiembre será un mes clave para Odúbel Herrera, quien espera terminar de atornillarse de nuevo en Philadelphia de cara al futuro, tomando en cuenta que tiene una opción del club para 2022 valorada en $11.5 millones.

Por Víctor Boccone/En Twitter: @Vboccone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.