Franco y Cruz: Dos generaciones, un mismo objetivo en los Rays

Ambos dominicanos, con 20 años de diferencia, esperan llevar a Tampa Bay a una Serie Mundial y ganarla

El beisbol no tiene edad. Esa afirmación pueden darla Nelson Cruz y Wander Franco; ambos dominicanos que han mantenido el éxito de los Rays de Tampa Bay en esta segunda mitad de campaña.

Cuando Wander Franco nació, ese mismo año, Nelson Cruz daba sus primeros pasos como pelotero profesional. En la Arizona League, con la sucursal de los Atléticos hacía su estreno en el sistema de ligas menores de la MLB. Ese mismo año, 2001, Cruz conectó tres cuadrangulares y remolcó 16 carreras.

Hoy, poco más de 20 años después, se juntaron en la organización de los Rays de Tampa Bay, el cual se ha encargado de tener una buena mezcla de veteranía y juventud para salir airosos en esa división Este de la Liga Americana. Pues bien, ¡vaya que lo han logrado!

En esta recta final de temporada, los Rays se mantienen como el mejor equipo del Joven Circuito, al tener récord de 88-52; pero aún nada está definido.

Pese a ser los líderes de su división y próximos a conquistar el segundo Banderín del Este de manera consecutiva, Tampa Bay solo tiene entre ceja y ceja un objetivo: La Serie Mundial.

Cruz: La mente maestra de los Rays

Aunque Nelson Cruz está viviendo su décimo séptima y hace pocos días se convirtió en el segundo bateador con 40 años o más en tener un año de 30 cuadrangulares, llegó a los Rays para fungir como ese mentor de todos los muchachos.

Su amplia trayectoria en postemporada, incluyendo dos Series Mundiales (2010 y 2011), sin éxito alguno ayudarán a la joven alineación de Tampa para hacerle frente a esa presión que comienza en el mes de octubre.

Para Franco será su primera incursión en unos playoffs de la MLB, pese a mostrar una gallardía en el terreno que lo hacen parecer como un jugador con vasta experiencia.

En ese sentido, la presencia del cuarentón dominicano será vital para las aspiraciones de los dirigidos por Kevin Cash, luego que los Dodgers le arrebatarán ese sabor en el clásico de Otoño de 2020.

No hay duda del éxito de esta franquicia en los últimos años; pero ver a dos peloteros de generaciones diferentes; con 20 años de diferencia perseguir un mismo objetivo, es lo que, definitivamente, hace al beisbol un deporte apasionado.

Por Víctor Boccone / En Twitter: @Vboccone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.