El panorama se torna gris en los Padres de San Diego con lesión de Blake Snell

Lo que no parecía algo riesgoso, este lunes parece ser peor de lo pensado con las molestias que agobian al abridor Blake Snell

La peor pesadilla de los Padres de San Diego se hizo realidad el domingo cuando Blake Snell dejó el juego con «rigidez en el aductor izquierdo» después de realizar sólo 11 lanzamientos.

Este es un muy mal momento tanto para los Padres como para Snell, ya que están en una carrera de playoffs con muchas posibilidades. Él estaba comenzando a cambiar su frustrante temporada. Luego de una terrible salida contra Oakland el 28 de julio, Snell lució una efectividad de 5.44 a través de 84.2 entradas, con una tasa elevada de boletos de 14.3% (el promedio de la liga de este año es de 8.7%). Sin embargo, desde entonces, Snell volvió a su forma Cy Young, lanzando 44.2 entradas con 65 ponches y una efectividad de 1.83, mejorando su tasa de boletos a 8.6%.

Snell ha estado dominando los últimos 7 partidos, y quizás sea por un cambio en su repertorio.

El ganador del Cy Young solía atacar a los bateadores con una bola rápida alta, una curva y su cambio. Pero en sus últimos juegos se ha convertido en un lanzador de dos lanzamientos, utilizando su bola rápida y su slider. Su uso del slider es de hasta un 34%, según Baseball Savant.

Después del juego de ayer, Jayce Tingler dijo que Snell probablemente está en el día a día, que tal vez tuvieron suerte y lo atraparon a tiempo, y los próximos días indicarán el tiempo real de su ausencia.

No te lo puedes perder: Max Scherzer: Una carrera de Hall of Fame

Sin embargo, se despertó más dolorido y sensible de lo esperado. El zurdo espera poder comenzar este fin de semana contra San Luis, pero no parece muy probable en este momento.

Paddack también crea problemas en San Diego

Los Padres colocaron al derecho Chris Paddack en la lista de lesionados de 10 días, retroactivo al 12 de septiembre, con inflamación del codo derecho.

Como si los Padres necesitaran otra lesión en su rotación. Paddack evidentemente tenía algo de dolor en el codo de lanzar después de la salida del sábado contra los Dodgers y todavía lo sentía cuando jugó la pelota el lunes. Los Padres tienen la esperanza de que pueda regresar la próxima semana contra los Giants en casa, pero obviamente esa no es una apuesta segura en este momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.