Bravos están a un triunfo de ganarlo todo

0

Altanta no ha celebrado un título de Serie Mundial desde 1995. Están ahora a 27 outs de alzar el Trofeo del Comisionado.

Bravos de Atlanta - Jorge Soler

Jorge Soler celebra el jonrón conectado en el séptimo inning contra Christian Javier, con el cual le dio la ventaja a los Bravos de Atlanta. Foto: @MLBGaming.

Los Bravos vinieron de atrás una vez más en esta postemporada.

Cuando Brian Snitker nombró a Dylan Lee como el abridor del juego de hoy, muchos llegaron a pensar que sería un día largo para los Bravos, teniendo que poner sus esperanzas en un pitcher que aún no había hecho una sola apertura en Grandes Ligas. El resultado que tuvo posiblemente confirmó los miedos de los aficionados de Atlanta, pero eso realmente queda más como una anécdota.

Apenas pudo sacar un out, permitió una carrera y otorgó un par de bases por bola. Rápidamente su manager lo sacó del compromiso y trajo a Kyle Wright en relevo, quien estuvo hermético en su actuación.

El derecho de Huntsville, Alabama, tuvo un año realmente mediocre en el que pasó una buena parte del tiempo en las Ligas Menores. Este sábado por la noche encontró su reivindicación, con una labor de 4.2 IP, cinco hits, una sola carrera y tres ponches.

El único daño que le hicieron fue el jonrón solitario de José Altuve, su número 23 en postemporada el cual lo ubica en el segundo lugar de todos los tiempos, únicamente por detrás de Manny Ramírez con 29.

Una vez más su bullpen estuvo a la altura y respondió en las situaciones de apremio. Chris Martin, Tyler Matzek, Luke Jackson y Will Smith continuaron la gran labor de Wright colgando ceros en la pizarra. El día de bullpen le salió a Brian Snitker cuando más lo necesitaba.

Este domingo, aún en casa, les tocará uno de nuevo.

Swanson y Soler: los héroes de los Bravos

Los Bravos pudieron descontar en el sexto episodio con un hit de Austin Riley al jardín izquierdo, acortando la ventaja a la mitad y poniendo más presión en Dusty Baker y los Astros. Un inning más tarde llegó la magia.

Dansby Swanson, uno de los líderes del club, la desapareció por el jardín derecho sin gente en base, sacando provecho de la distancia corta que existe entre el home plate y la pared. Swanson, un chico del estado de Georgia, creció como aficionado de la organización a la cual pertenece, imaginando vivir situaciones como esta.

Su momento llegó en esa entrada, con ese swing. «No sabes cuántas veces imaginé eso siendo niño, con este uniforme o en cualquier otro».

Inmediatamente vino Jorge Soler y la sacó por la pradera de la izquierda. Entró como emergente y respondió de la mejor forma posible.

El cubano, que formó parte del equipo que rompió la maldición de la cabra en 2016 con los Cachorros de Chicago, dice haber encontrado en Atlanta un lugar con mucha química, lo cual ha sido clave para el éxito que han tenido.

Antes del juego pudimos conversar con él y no comentó que fue importante entenderse desde temprano con el resto de los jardineros, ya que ninguno de ellos empezó la temporada con el equipo, sino que llegaron vía cambio a mitad de temporada.

Lo que sigue: ganar o morir

Los Astros no tienen de otra. Un triunfo extendería la serie para un juego seis, en Minute Maid Park. Han estado en esta situación anteriormente y como dice Dusty Baker: «confiamos en nuestro pasado».

Por la otra parte, los Bravos entienden que tienen un equipo fuerte frente a ellos, por lo cual saldrán con la misma intensidad y respeto este domingo por la noche, sabiendo que aún no han alcanzado nada.

Framber Valdéz, el dominicano abridor del primer juego de la serie, será el encargado de subir a la lomita por Houston.

Brian Snitker y los Bravos aún no han nombrado a un abridor, aunque se sabe que será nuevamente un juego de bullpen.

Por Daniel Álvarez – @DanielAlvarezEE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.