Juan Soto, el mejor bateador del mundo

La grandeza de un jugador que no es apreciada porque todavía se mira el béisbol de forma romántica y anticuada.

Juan Soto - San Diego Padres.

3 de agosto de 2022: Juan Soto, de los Padres de San Diego, toma su primer turno con el uniforme de su nuevo club. Petco Park, San Diego, California. Foto: Dennis Poroy / Getty Images.

La era de Juan Soto con los Padres de San Diego inició el pasado miércoles 3 de agosto de 2022. El dominicano es con méritos el mejor bateador del mundo actualmente.

Caso Freddie Freeman, prueba de que el béisbol es un negocio.

Por: Eliezer González / @eliegonzalezc.

A muchos les hace ruido la afirmación ‘mejor bateador del mundo’ y es en parte por lo romántico y tradicional del béisbol. En la actualidad no podemos decir que lo es el venezolano Miguel Cabrera, el único latino triple-coronado en una temporada, como tampoco decir que lo es el dominicano Albert Pujols, el único de nosotros en liderar los circuitos en promedio de bateo, jonrones y producidas por toda una década.

La negación siempre viene de sectores románticos que todavía piensan en Miguel o Pujols, pero realmente no se trata de lo que se ha hecho sino de lo que se está haciendo y se puede hacer. En ese sentido, es muy difícil encontrar a un mejor bateador que Juan Soto en estos momentos. De hecho, desde su llegada a las Grandes Ligas ha sido prácticamente el mejor bateador del negocio.

Otro factor que se subestima o se ignora es la época del béisbol que se está viviendo, la más exigente de todos los tiempos tanto para pitchers como para bateadores. El aumento de la velocidad de los serpentineros, la era de los relevistas de lujos y el ángulo de salida de los bateadores, literalmente cada matchup en la actualidad es un reto.

Credenciales de calidad y grandeza de Juan Soto

Desde su llegada a los Nacionales de Washington hasta su último encuentro, el dominicano Soto presenta las siguientes posiciones: Primero en: porcentaje de embasarse ponderado (.406), porcentaje de embasarse (.427), tasa de boletos (19.0), carreras creadas sobre el reemplazo (184.3) y de igual forma, segundo en: carreras creadas ponderadas (479), carreras creadas ponderadas ajustadas (155) y boletos intencionales (52).

A esto, el joven Soto le ha sumado dos ocasiones entre los cinco al premio Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, incluyendo el año pasado en el que finalizó segundo. Mencionar que es el jugador más joven en ganar un título de bateo, ya suma dos Bates de Plata y fue parte del equipo campeón de la Serie Mundial de 2019.

En la actualidad, es el jugador más disciplinado que existe en el juego. En 2022, el 62.6 % de los lanzamientos que recibe son fuera de la zona de strike. Solo Pete Alonso (63.9) recibe ligeramente peores lanzamientos que él. Soto solo hace swing al 21.3 % de los lanzamientos fuera de la zona, categoría donde solo Alex Bregman lo supera (20.9) con poco margen. Cuando se contempla la cantidad de lanzamientos fuera de la zona que recibe en comparación a los swing que hace a estos lanzamientos, no existe otro jugador ni cerca con esta condición y disciplina.

La razón por la que entendemos que Juan Soto es el mejor bateador del mundo data en su propia disciplina y en la forma en la que los pitchers se cuidan sumado a que es indudablemente el jugador ofensivamente más productivo aún cuando no conecta los imparables.

Los tradicionalistas se basan en el .246 de promedio de bateo para generar sus críticas, pero ignoran el dato de los pitcheos fuera de la zona recibido y la cantidad de swings que Soto le hace a estos. Esta temporada solo 10 jugadores tienen un porcentaje de embasarse más slugging de .890 y Juan Soto es uno de ellos. De esta lista, solo Pete Alonso recibe peores lanzamientos. Recordar que el OPS es la medida que intenta decirnos la habilidad que tiene el jugador para llegar a las bases y batear con poder.

Lamentablemente mientras se siga con el antiguado criterio del premio Chalmers (1911-1914) y se mire el BA como el indicador de productividad, no vamos a poder apreciar la grandeza de este jugador ya que pocos tienen la habilidad de producir aún cuando los imparables no estén saliendo por la razón que sea.

Hay jugadores como Tim Anderson (.313), Lourdes Gurriel (.311) que están bateando sobre los .310 y ninguno tiene un OPS sobre los .890. Otro ejemplo de que es el bateador más productivo aún cuando no consigue el imparable, el hecho de que vaya co-líder de MLB en OBP (.410) cuando entre los primeros 25 nombre de esta estadística es el único cuyo promedio de bateo siquiera llega a los .250.

Dentro de los jugadores con un OBP de .380 o superior, es cuarto en cuadrangulares, detrás de Aaron Judge, Yordan Álvarez y Paul Goldschmidt. Su OPS ajustado es de 158, lo que indica que ofensivamente es mejor que el 58 % de los bateadores. En esta categoría sale empatado octavo global en Grandes Ligas, por encima de Manny Machado que hace el 10mo. puesto y empatado con Freddie Freeman, ambos jugadores con mejores porcentajes de bateo que Juan Soto, pero como hemos establecido, no es la mejor vara para medir productividad ofensiva.

En su primer partido con Los Frailes, pasó lo de la normalidad, dos boletos en sus primeras tres apariciones y un imparable en su tercer turno de la noche. Acabó el encuentro 3-1, R, 2 BB. Con 23 años, el muchacho de Santo Domingo Oeste es el bateador más temido y también ya tiene haters.

¡Adelante, caballete!

Esperamos sus comentarios y opiniones en mi cuenta @eliegonzalezc, así como sus sugerencias sobre temas a leer en esta columna utilizando la etiqueta “#BeisbolEnLaSala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.