Miguel Cabrera ¿Está cerca el adiós?

El retiro de Miguel Cabrera al final de la temporada 2022 es una posibilidad.

Miguel Cabrera - Tigres de Detroit.

Miguel Cabrera - Tigres de Detroit. (AP Photo/Carlos Osorio)

Por: Mari Montes / @porlagoma.– Miguel Cabrera anunció este jueves, al regreso de los Tigres de Detroit al Comerica Park, que está pensando en evaluar, junto a su familia y su agente, qué hacer con la temporada 2023, última zafra contemplada en su contrato con los Tigres de Detroit. La razón para la posibilidad de adelantar su retiro, se debe a la lesión dolorosa con la que tiene cuatro años lidiando. Desde 2018 ha estado fuertemente aquejado en la rodilla derecha, una dolencia que ha mermado su desempeño; lo dicen los números, eso tampoco es un secreto.

En 2019 conversamos, fue la primera vez que habló del tema públicamente, ocurrió después de la decisión de convertirse en bateador designado porque no podía jugar primera base con esa lesión crónica y él lo aceptó. Con entrenamiento, dieta, atención de kinesiólogos y médicos, con mucho trabajo y rigor, Miguel Cabrera ha estado evadiendo una intervención quirúrgica que, de haberse hecho antes, probablemente no le habría permitido volver tan rápido, y quién sabe si estaríamos contando la historia del miembro del club de los 3 mil hits, 500 jonrones y 600 dobles.

Llega al estadio más temprano a trabajar en su cuerpo para poder jugar, eso es así desde primavera hasta otoño.

En el “descanso” del invierno Miguel sigue preparándose en el gimnasio intensamente, luego en enero va aumentando la cantidad de tiempo, lo hace para llegar en la mejor forma posible a los entrenamientos de primavera. En la medida que se ha puesto mayor, trabaja más.

https://www.instagram.com/p/CaAijK_vWOB/?igshid=YmMyMTA2M2Y%3D

Es un ser humano que ha decidido soportar el dolor físico para poder hacer lo que ama, que es jugar beisbol. Ser parte de la élite de la élite de las Grandes Ligas, es un compromiso para él. Lo hemos hablado, tiene perfecta dimensión de lo que significa en la historia, y sabe también que no tiene sentido estar en la alineación si no puede aportar a las victorias. Es clara su expresión de frustración cuando batea para doble play, Miguel es una fiesta cuando está aportando, es ganar lo que divierte, incluso cuando no es él quien da los hits.

La lesión de la rodilla es una más de una serie de lesiones que viene padeciendo, tuvo una en un talón, unas calcificaciones que molestaban su postura al bate y que afectó también la rodilla y más tarde otra en la parte baja de la espalda. Es épico lo que Miguel Cabrera ha resistido para jugar.

Su declaración fue más que elocuente: “No me siento bien en este momento. Estoy tratando de hacer todo lo posible para salir y jugar, pero no me siento muy bien en este momento”. Que lo haya dicho es revelador, debe sentirse mal de verdad, mucho, muy mal.

Lo que más le gusta hacer a Miguel Cabrera, que es batear, le duele, por años ha sido así, es lo que ama jugar, lo feliz que es en un terreno, lo que lo ha hecho continuar, pero el dolor agota, eso lo que reporta esa confesión.

No le gusta hablar de este tema, no le gusta porque no quiere que pueda entenderse como una excusa. Jugará otro juego en casa y la semana que viene lo verán los médicos, evaluarán lo que sea necesario, y él tomará una decisión.

Lo que sí es seguro es que Miguel Cabrera decidirá lo que sea, sobre la base de su respeto por el juego, por la afición de Detroit, sus compañeros y esa ciudad que ama sinceramente y con la que está agradecido, él y su familia.

¿Parece inminente la despedida? Puede ser, pero no me adelanto a sacar el pañuelo, porque se trata de Miguel Cabrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.