José «Cafecito» Martínez honró y superó a su padre

0

El patrullero de los Tigres de Aragua empató e igualó el total de hits de Carlos ‘Café’ Martínez en el béisbol profesional venezolano

Miércoles 22 de noviembre de 2023: José "Cafecito" Martínez haciendo swing durante un turno al bate ante Leones del Caracas en el Estadio Monumental de Caracas "Simón Bolívar" en La Rinconada. ((Foto: Víctor Vázquez/El Extrabase)

Miércoles 22 de noviembre de 2023: José "Cafecito" Martínez haciendo swing durante un turno al bate ante Leones del Caracas en el Estadio Monumental de Caracas "Simón Bolívar" en La Rinconada. ((Foto: Víctor Vázquez/El Extrabase)

Jesús David Castellano / @_JDCastellano

Un dilema que afronta el pelotero venezolano y el latinoamericano es el hecho de que si triunfa en Grandes Ligas, «probablemente» no podrá hacerlo en su país de origen debido al tiempo y esfuerzo que consume año tras año destacar en el mejor béisbol del mundo. Y en el caso de José «Cafecito» Martínez, una lesión de rodilla en 2021, evitó que pudiese jugar al máximo nivel con los Mets, quienes lo dejaron libre en octubre de ese año.

A eso hay que sumarle el bajo rendimiento que tuvo en el año de la pandemia en 2020, con los Cachorros no pudo dar un hit en 21 turnos y en toda esa zafra apenas bateó para .189 en 32 desafíos.

Ahora bien, esta no es una nota para contar el por qué «Cafecito» no pudo establecerse en MLB, sino para escribir sobre lo que se vivió el viernes en el José Pérez Colmenares de Maracay, donde el hijo de Carlos ‘Café’ Martínez vivió uno de los momentos más especiales de su carrera en la LVBP, un circuito en el que ha destacado como uno de sus más asiduos exponentes a lo largo de la última década.

Es así que, con doble ante los envíos de Norwith Gudiño en el sexto capítulo durante lo que fue la victoria de los Tigres de Aragua 7-3, el guaireño llegó a 492 imparables de por vida en el circuito venezolano de invierno.

Un momento muy especial

Dos episodios más tarde, ligó sencillo ante Luis Palacios. Cuando llegó a la inicial apuntó hacia el cielo, envió un beso y cruzó los brazos en señal de un reconfortante abrazo, era claro claro a quién se refería. A su padre, a quien acababa de superar con su hit 493. Un momento verdaderamente especial para el «Cafecito».

«Este es un día especial, completamente especial», dijo José Alberto Martínez al circuito radial de Tigres de Aragua al culmino del partido. «Son cosas que uno sueña desde niño y con todo el apoyo de tu familia, de tu mamá -mi mamá está presente aquí hoy-, mi esposa, quien siempre ha estado allí».

Mucho se ha escrito sobre el «Cafecito», sobre su infancia, sus primeros pasos en el béisbol, la estela de su padre y lo que aprendió de él; cómo replicar lo bueno y evitar lo malo.

Lo cierto de todo es, que el hijo superó al padre. Incluso, le tomó una temporada menos en empalmar su número de hits. No obstante, el «Cafecito» es un jugador aguerrido; quizás ese fue el aspecto que más copió de su padre, y ello va de la mano con su segunda declaración del viernes: «Voy a celebrar este día, pero este juego ya pasó y hay que seguir luchando al día siguiente».

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.