Gary Sánchez, mejor defensor de lo que recuerdas

0

El dominicano se dirige a los Cerveceros con un progreso tangible detrás del plato

30 de mayo de 2023: El dominicano Gary Sánchez (#99) recibiendo para los Padres de San Diego en el partido ante los Marlins de Miami en el loanDepot Park de Miami, Florida. (Foto: Francis Yatani Diamond/El Extrabase)

30 de mayo de 2023: El dominicano Gary Sánchez (#99) recibiendo para los Padres de San Diego en el partido ante los Marlins de Miami en el loanDepot Park de Miami, Florida. (Foto: Francis Yatani Diamond/El Extrabase)

Por Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

Gary Sánchez pareció estancado al iniciar la campaña del 2023, demorando hasta el 31 de marzo para formalizar contrato cuando aceptó ir a liga menor con los Gigantes de San Francisco. La organización terminó prescindiendo de sus servicios el día dos de mayo, luego que experimentara un rendimiento desalentador en su punto fuerte: ofensiva, ya que bateó .164 en 16 juegos.

Se mantuvo en el limbo hasta el nueve del último mes citado, firmando acuerdo de circuitos minoritarios junto a los Mets de Nueva York. Experimentó buen momento con estos, tronando en los ocho partidos de su accionar en Triple-A (.308) y consiguió ascender al equipo grande. De regreso a las Grandes Ligas, un escenario en que fue dos veces Todos Estrellas en el pasado, apenas acompañó a los neoyorquinos en tres duelos.

Los Mets designaron al dominicano para asignación y tomado por los Padres de San Diego. Allí alcanzó el clímax, suficiente nivel de satisfacción que le brinda ir a los Cerveceros de Milwaukee de cara a 2024 bajo sueldo de siete millones de dólares, además de una opción mutua para un año más.

Con San Diego, Sánchez alcanzó las marcas de 19 jonrones y nueve dobles, repartidos en 72 choques donde posteó .792 de OPS. Concluyó la temporada de manera accidentada, sufriendo fractura en su muñeca derecha.

El mejor resultado

Eso sí, la calidad suya como receptor es el mejor resultado en sus columnas. Lo traumático que fue verle detrás del plato con los Yankees son recuerdos del pasado.

La narrativa alrededor de su evolución defensiva se intensifica gracias a Blake Snell, terminando como cátcher de planta para este con 18 juegos de efectividad microscópica (1.29) que sirvieron de mucho para su premio Cy Young.

En general, la actuación de Sánchez como mascara fue positiva. Aseguró que sus lanzadores conviertan en strikes el 48.4 por ciento de los pitcheos en los bordes de la zona, sobreponiéndose a la media (46.2 %).

Igualmente tuvo precisión cazando corredores en intento de robos, dejando fuera al 21 por ciento de estos (19 % – media) apoyado en un rápido movimiento hacia las bases ya que sólo tardó 1.90 segundos. Lo realizado debe tomar mayor consideración dado a los velocistas que enfrentó, quienes marcaron 28.6 pies por segundos (27 – media).

Viejos fantasmas

Ahora bien, no toda la historia es color de rosas y viejos fantasmas le siguen atormentando. Sánchez continúa afectado por sus erráticos bloqueos, quedando en negativo luego que proyectaba estar en 26 eventos de passed ball o wild pitch y terminó en 27 (-1). Pero, incluso con ese número adverso, lo conseguido es un cambio para bien en su trayectoria (-16 en 2021).

Estas cifras de “bloqueos sobre el promedio” nacen de probabilidades según la ubicación del lanzamiento, movimiento y velocidad, siguiendo con el posicionamiento del receptor.

De su unión con los Cerveceros recibe la comodidad de un contrato garantizado, mientras que el equipo obtiene un bateador con calidad para dar 20 jonrones y cuya destreza defensiva le permite flexibilidad al titular Williams Contreras.

Referencias:

  • Baseball Savant
  • Baseball Reference
  • Spotrac

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.