Agencia libre-Lidom: peloteros con el poder de negociación

0

El debate en el segundo año del formato es incentivado por un ejecutivo que prepone correcciones

Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

El formato de la agencia libre domina los movimientos de la temporada baja de la Liga Dominicana de Béisbol en su segundo año de vigencia, una figura revolucionaria que en fechas recientes ha sido puesta en tela de juicio en voz de un propio ejecutivo.

La misma constituye la mayor conquista que como gremio ejecutó la Federación Nacional de Peloteros Profesionales (FENAPEPRO), brindándole la oportunidad a sus representados de negociar los salarios bajo sus propias condiciones. Funciona durante dos etapas, la primera iniciando el 15 de febrero que es cuando los equipos pueden retener a jugadores que le pertenecían en el torneo concluido y ahora entraran al mercado, siguiendo al 15 de marzo cuando se abre la ventana de negociación para todo el mundo.

Las últimas puntualizaciones acerca del funcionamiento de la agencia libre fueron producidas por Audo Vicente, gerente general de los Tigres del Licey, el cual mencionó en el programa televisivo La Hora del Deporte que: “ningún equipo puede darse el lujo de pagar millones a 20 peloteros de su roster. Debemos organizarnos y remunerar por trayectoria y productividad”, haciendo referencia directa a los aumentos de sueldos producidos.

SUGERENCIAS

Lo expresado por Vicente revive sugerencias del pasado, inclinadas a la creación de un tope salarial o controles del gasto. Por ende, el simple hecho de los clubes pensar en esa alternativa deposita en los jugadores el poder en la mesa.

En otras declaraciones del gerente capitalino al citado programa, pronunció: “un equipo que salta de trescientos mil a un millón [como pago] a un jugador sin ningún tipo de control, no le está haciendo daño al pelotero, pero la liga como tal: ¿Adónde nos vamos a ver en tres años?”. Ahí lo interesante, ya que las correcciones que sugiere no se realizan de forma unitaria y necesitan la votación favorable de la FENAPEPRO.

Recordar que la creación de un tope salarial, castigos a las maniobras de ‘tampering’ o establecer picks compensatorios a través del Draft de Novatos -para cuando se pierda a un agente libre- son temas en beneficio de las franquicias, pero para conseguir eso ¿qué le garantizaran a los beisbolistas? Ellos son la contraparte en lo relativo a convertir esas reglas en realidad; sin embargo, primero aseguraran cosas lucrativas.

Tiro en el pie

Y si aceptan poner límites al dinero es darse un tiro en el pie. Conseguir los mayores ingresos por su trabajo es lo que les toca, sobre todo, un mal contrato siembra precedentes que afectan el aumento que recibirán aquellos jugadores del futuro.

De hecho, las compensaciones del sorteo son la única parte que hace sentido para el “sindicato”, a razón de que estarían creando nuevos espacios para su misma clase. Ahora bien, sería el caso si esto viene acompañado de rondas extras para el “equilibrio competitivo”, añadidas a las 16 existentes en el draft que se efectuada desde 2002.

En ese sentido, que un equipo no pierda o gane selecciones según los peloteros que contrate o deje de retener en la agencia libre, más bien, es crear una extensión exclusiva para el fin de compensar.

Eso sí, lo importante es que la figura existe, por lo que las correcciones que acuerden las partes (liga-equipo/jugadores) son normales. Y seguirá, como deuda pagada a los peloteros en el derecho de acordar sus condiciones laborales inmediatamente cumplan con los años de control que tienen las organizaciones.

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.