El béisbol es mejor celebrando a Jackie Robinson

0

77 años después de su debut en MLB, el legado del ‘42’ está más vivo que nunca

Jackie Robinson, de los Dodgers de Brooklyn. (Foto: MLB Photos/Getty Images)

Jackie Robinson, de los Dodgers de Brooklyn. (Foto: MLB Photos/Getty Images)

Jesús David Castellano / @_JDCastellano

“Una vida no es importante, excepto por el impacto que tiene sobre otras vidas”, esa es una de las tantísimas frases que se le atribuyó a Jackie Robinson en vida y la que más ejemplifica su legado dentro y fuera del béisbol. 

Y es que su transcendencia es tal, que se ve reflejada en cada 15 de abril, donde se conmemora un año más; 77 en este 2024, del debut del primer jugador de color en las Grandes Ligas modernas y el béisbol se hace mejor al celebrar uno de sus días más especiales.  

La celebración no solo se limita a que todos los jugadores porten el ‘42’; tradición que se cumple desde 2009 – 12 años después de que se retirara el número en todo el béisbol -, sino que MLB se esfuerza cada año por rememorar el legado de Jackie Robinson dentro y fuera del terreno, de su camino para llegar al máximo nivel y de su heroica misión para luchar por los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos. 

Luchó desde siempre 

Ahora bien, su historia de lucha de no solo se remonta a los días de su incipiente carrera en las Mayores. Todos sabemos que Jackie sufrió insultos, amenazas y todo tipo de improperios en su llegada a la mayor industria de la pelota profesional. La gente no aceptaba que un tipo de color jugara un deporte hasta entonces de blancos y de la forma en que lo estaba jugando. “La gente odia lo que no entiende”. 

Durante la primera mitad del siglo XX (el primero de junio de 1920), su madre Maille; que era empleada doméstica, y sus cinco hijos, se mudaron desde Georgia hasta California, como parte de la Gran Migración, donde millones de afroamericanos abandonaron los estados del Sur en busca de mejores oportunidades en el Norte y el Oeste. 

Fueron 12 días de viaje en tren y el pequeño Jackie contaba entonces con un año. 

Posterior a eso, Jackie Robinson realizó sus estudios universitarios. Sirvió en el Ejercito de los Estados Unidos durante la segunda guerra mundial; donde fue arrestado y llevado a un consejo de guerra por resistir a ceder su asiento en un autobús militar no segregado.  

“Se le acusa de negarse a obedecer la orden de un oficial superior y de comportamiento inadecuado de un oficial” … Fue declarado inocente de todos sus cargos y concluyó su labor militar con honores tras ser dado de baja del Ejercito en diciembre de 1944. 

Rápido ascenso y apoyo vital de Rachel 

Se unió a las Ligas Negras con los Monarch de Kansas City en 1945. Ya en 1946 había sido reclutado por Branch Rickey (presidente y gerente general de los Dodgers de Brooklyn) para jugar con los Royals de Montreal; sucursal de Ligas Menores de los Dodgers. 

Robinson se fue de 5-4 con jonrón de tres carreras y dos bases robadas. En su único año con Montreal ganó el premio MVP de la Liga Internacional y llevó a su equipo al banderín de las Ligas Menores y a la “Little World Series”. 

Tras su debut en la ‘Gran Carpa’ como primera base durante el Opening Day en Ebbets Field, se cuenta que su esposa Rachel fue de gran soporte para él. Eso, al enfrentar una fuerte oposición de propios y extraños que incluía insultos, ataques en el campo y decisiones injustas de los umpires. 

“(Rachel fue) mi mayor apoyo durante estas pruebas… Ella siempre tenía una sabia sugerencia, un toque reconfortante, el ánimo para seguir adelante que me ayudó a sobrellevarlo todo”, dijo Jackie Robinson sobre la guía de su esposa. 

Pero Rickey también esperaba que el muchacho se mantuviese fuerte. Había un acuerdo para que Jackie no resistiera verbal o físicamente a la oposición racista de la que era víctima. “necesito a alguien todavía más fuerte, para no pelear”, le respondió Branch Rickey a Jackie Robinson, cuando estos discutían sobre su contratación con los Dodgers. 

Su legado es leyenda 

Todo ello por supuesto, ayudó a forjar el carácter de Jackie como un luchador incombustible, exitoso dentro y fuera del campo. El suyo, es un legado que ha perdurado. Nos recuerda que a los grandes ídolos de la pelota hay que tenerlos siempre presentes. 

El béisbol es definitivamente mejor cuando celebra a Jackie Robinson. Como decíamos, MLB; junto a la Fundación que lleva su nombre, se esfuerzan por mantener vivo su legado. Buscan transmitirlo a nuevas generaciones, de dar a conocer quién fue, de enaltecer sus logros y recordar sus luchas; que actualmente son las de muchos.

“Usted ha hecho que cada hombre negro en los Estados Unidos de América esté orgulloso del béisbol y de su lucha inflexible por la igualdad”, destacó Martin Luther King Jr., que compartió una estrecha relación con Jackie Robinson, motivada a su lucha en común contra el racismo en Estados Unidos.

Referencias consultadas

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.