Mason Miller genera impacto como lanzallamas

0

A base de una velocísima recta de más de 100mph en promedio, Mason Miller está siendo efectivo en el noveno inning de los A’s

Sábado, 6 de abril de 2024: Mason Miller (#19) de los Atléticos de Oakland, lanzando ante los Tigres de Detroit en un partido de la temporada 2024 en el Comerica Park de Detroit, Michigan. (Foto: Nick Andaya/Getty Images)

Sábado, 6 de abril de 2024: Mason Miller (#19) de los Atléticos de Oakland, lanzando ante los Tigres de Detroit en un partido de la temporada 2024 en el Comerica Park de Detroit, Michigan. (Foto: Nick Andaya/Getty Images)

Jesús David Castellano / @_JDCastellano

El lanzador derecho de los Atléticos de Oakland, Mason Miller, ha sido noticia en este primer mes de temporada por la velocidad de sus envíos casi imbateables y cómo saca de paso a sus rivales.

Ahora bien, en un equipo como Oakland, será complicado verlo con muchas oportunidades de salvado durante la zafra, pero definitivamente; cada vez que se sube a la loma es un espectáculo digno de ver.

No obstante, el jueves en el triunfo de los Atléticos 3-1 sobre los Yankees de Nueva York en El Bronx, el nacido en Pittsburgh sumó su sexto salvamento de la campaña, igualando a James McArthur con la cuarta mayor cantidad de la Liga Americana este año.

Luego de retirar a José Treviño con una recta de 101.3mph para terminar el octavo inning, ponchó a Oswaldo Cabrera con tres pitcheos y tras permitir sencillo de Anthony Volpe, llegó el derroche de velocidad para también eliminar a Juan Soto por la vía de la guillotina.

Eficaz ante los Yankees

Abrió el turno con una slider a 87mph que el dominicano dejó pasar en todo el medio de la zona de strike y seguidamente le mostró dos rectas a más de 100mph; la receta de la casa, para poncharlo y ganar el segundo round entre ambos.

Recordemos que ya se habían enfrentado el lunes durante el inicio de la serie en Yankee Stadium, con el joven cerrador de los A’s dominándolo con cuatro envíos; incluyendo el segundo lanzamiento más rápido de la zafra, una recta de 103.3mph a la que le hizo swing para el tercer strike.

Tras poner fuera a Soto, obligó a Aaron Judge a fallar con elevado al jardín derecho, para finiquitar el triunfo de los A’s, no solo en el juego, sino en la serie al ganar tres de los cuatro careos. Al mismo tiempo, registró la cuarta mayor cantidad de rescates con el uniforme de los A’s en las primeras nueve apariciones en calidad de relevo iniciando temporada.

Su recta ha sido la más letal

En una industria en la que abundan serpentineros con brazos veloces, Mason Miller es el alfa. Promedia 100.7mph con su recta de cuatro costuras; una milla por encima del segundo escopetero con el envío rápido más veloz.

Su recta es sin duda una de las más letales, con un uso de 58.7% los oponentes apenas le batean para .217, con Slugging de .348 y wOBA de .298. Adicionalmente, cuenta con Whiff% de 48.3% y PutAway% de 38.9%; lo que quiere decir que no solo obliga a los bateadores a fallar con la recta, sino que es el tiro favorito de su arsenal para eliminar a los rivales. Incluso, su tasa de guillotinas de 51.1% es la más alta para pitchers con un mínimo de 25 apariciones al plato.

Pero no solo es que su recta es rápida, sino que se mueve, es capaz de hacerla girar a 2.522 revoluciones por minuto, siempre hacia el cuerpo de los bateadores derechos, como ya vimos en el turno de Treviño, desarticulado totalmente y fuera de paso. Pero imaginen, una recta de más de 101mph con un movimiento tan pronunciado.

Mezcla perfecta de recta y slider

Asimismo, su promedio de batazos duros ante los oponentes es de 22.2%; el décimo más bajo de la Liga y ubicado en el percentil 99. Pero, lo más resaltante aquí es que posee el mismo porcentaje (22.2) tanto con la recta como con la slider. Ello habla de un lanzador que ha sabido muy bien mezclar esos dos envíos para ser dominantes, como ya vimos en su partido del jueves ante los Yankees.

Posee un valor en carreras de envíos rompientes de 3 (percentil 91) y con un movimiento – vertical y horizontal – muy superior al promedio de la MLB. Con uso menor al de la recta, la slider es más imbateable, pues los oponentes apenas le batean .111 (con promedio esperado de .059 frente al .114 de la recta) y una tasa de envíos abanicados de 50.0%.

Dicho esto, usa la slider para conseguir swings. Luego le cambia la dosis a los rivales con rectas que están allí aguardando que son casi invisibles y que le ayudan a engrosar su número de ponches.

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.