Paul Skenes, el talento que todos quieren

0

Repasamos las habilidades del prospecto momentos antes de su debut

Paul Skenes lanzando para los Indianapolis Indians, Triple-A. Foto: MiLB.com

Por Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

Hace unas semanas escribíamos en este mismo medio que era momento de ver a Paul Skenes escalando a las Grandes Ligas (aquí). Eso no nos vuelve seres adelantados al tiempo, más bien, se convertía en inevitable el ascenso del mejor prospecto lanzador según las consideraciones de MLB Pipeline.

Hoy, la atención se concentra en lo que será el debut de la futura estrella de los Piratas de Pittsburgh. Muchos pueden mostrarse reacios con ese calificativo, pero es hacia donde apuntan las cosas viendo todo el potencial de un jugador que supera los circuitos minoritarios luego de 34 innings.

Skenes, de 21 años, es el talento que cualquier profesional del scouting quisiera encontrar. Si miras su mecánica, verás una acción simple y fácil de repetir con todos los lanzamientos, mientras su brazo alcanza una extensión que le impulsa a terminar más cerca del plato que la mayoría.

Arsenal

La composición de su arsenal es aquello que lo guía tan rápido hacia el “Big Show”, conociendo la calidad de sus lanzamientos como el caso de su recta de cuatro costuras. Con esta provocó swings fallidos en el 33 por ciento en su estadía en Triple-A, la cual resulta tormentosa gracias a una velocidad de 99.9 millas por hora.

Las características de ese envío encuentran comparación con lo realizado por Bobby Miller en 2023, logrando maniatar a sus oponentes con 99 mph y 2,341 revoluciones por minuto de giro (spin rate), que son básicamente los números de Skenes en la presente temporada de Ligas Menores (99.9 mph, 2,359 rpm).

El derecho amplía su dominio con el slider, confuso por su movimiento tardío y capaz de generar una velocidad sobre el promedio detrás de 86.2 mph de puro veneno. Ha sido “imbateable” para la oposición, observando la tasa de abanicados del 42.9 por ciento y le conectan para .158.

Posee otras armas confiables como el splitter y el cambio, similares en el agarre pero disímiles en la caída. El primero está todavía en construcción pues fue bateado para .300, aunque sí induce a swings a la brisa en una alta proporción (38.1 %); mientras que al segundo nadie le acertó pero es una opción de menor uso.

Control y temple

No obstante, la vistosidad de Skenes es la capacidad de controlar un repertorio tan eléctrico. Se mantiene lo suficiente en la zona de strikes como lo indica su diferencia de ponches y bases por bolas (35.2 %), además de estar encima de los bateadores y realiza una soltura consistente.

Por igual, una particularidad que no debe quedar aislada es el temple, necesario para sobreponerse a la situación de la manera en que se construyó su escenario. Hablamos del primer pick del 2023 ya listo para competir, un proceso inusual pero que no ha defraudado.

En resumen, Paul Skenes ofrece una mecánica simple y fácil de repetir, contando con una extensión de brazo considerable y un arsenal compuesto por una recta que explota en la zona, slider con movimiento tardío y dos opciones de baja velocidad (split/changuep) con hundimiento y engañosos por el juego que conforman con la bola rápida.

Y cuando todas esas herramientas son llevadas al terreno, diseñan un lanzador capaz de ser ponchador a nivel élite (14.8 K/9) pero que también encuentra la forma de dominar induciendo a rodados (51.0 GB%).

Es lo que todos quieren. Usted compre las chucherías y sentémonos a disfrutar del espectáculo.

Estadísticas de Baseball Savant fueron utilizadas en este artículo.

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.