Luis Gil: La revelación

0

Hacemos un repaso a sus numeritos de dominio y cómo perfecciona gracias a los ajustes

Luis Gil recibiendo los reflectores en Yankee Stadium. Foto: Yankees/IG.

Por Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

La temporada comenzó con el pie izquierdo para los Yankees. Las molestias de codo marcaron la inactividad de Gerrit Cole y les obligó a dar batalla en su ausencia. Es una baja difícil de procesar, sobre todo cuando obedece a un tema físico sensible.

Para nadie es agradable, si bien tiende a ser la oportunidad para un talento de las fincas. En ellos queda el puesto, aprovechando para destacar en medio de la desdicha y ganar confianza de sí como ante los ojos de la gerencia y coaches. No significa que terminen en roster, pero causan impacto.

Luis Gil nace de esa circunstancia, recibiendo la condición de abrir partidos que no tenía al inicio de los entrenamientos. Ya son dos meses y exhibe un rendimiento tan llamativo que le impulsa a permanecer. Posiblemente no sea el sacrificado con el retorno de Cole.

Ha dominado con antojo los bates de Grandes Ligas, cumpliendo con 10 aperturas donde su promedio de carreras limpias es microscópico (2.11). Y si queremos ampliar, digamos que tan sólo le conectan para .143 y ponchó al 31.7 por ciento.

Eso no es motivado por la suerte, sino que su material le apoya. El dominicano manipula buenos pitcheos, los cuales conducen a que su repertorio reciba una calificación de 114 en Stuff+, esto es, 14 por ciento mejor que la media.

Explicación rápida: la estadística utiliza las características físicas de los lanzamientos, tal como la velocidad, punto de soltura, movimiento vertical y horizontal y el giro.

Armamento

Es la recta el arma de mayor uso para Gil, teniendo 96.5 millas por hora de velocidad. La misma suele ubicarse en la parte alta de la zona de strikes y es un envío élite, como reseña el propio modelo de Stuff+ que particularmente le asigna 125 puntos.

El resto de estrategia está centrado en el cambio de velocidad y slider, permitiéndose alcanzar las esquinas internas y externas del plato. Ambos con buenos resultados, el primero superando a una oposición que apenas batea para .130 en su contra; mientras al segundo para un tímido .139.

El repertorio se conjuga para numeritos ideales, por lo que nada de lo realizado sorprende. Está poniendo todas las piezas en su lugar. Incluso, aquello que probablemente le podría llevar al descalabro empieza a mejorar.

Señales de ajustes

Su control es su enemigo, aunque lo mismo está evolucionando a “era”… Desagrada ver su tasa de bases por bolas de un 13.1 por ciento (8.5 % la media de liga), pero las señales indican que se encamina a los ajustes.

En la imagen, vemos la división de tres tablas que contienen el total de pitcheos localizados en las zonas heart (medio del plato), shadow (esquinas) y chase (afuera).

Para empezar, resulta notable como Gil logra que en las últimas salidas sus secundarios (cambio y slider) terminen en menor medida “colgados” y, por igual, alejados de terminar fuera del cuadrante. De esa forma, alcanza mayor consistencia en las esquinas que es indispensable para los strikes cantados y que los swings no sean contactos óptimos, más bien, abanicados.

Lo propio se evidencia en su recta, que terminaba distante en una alta proporción y ya no es tanto. Cuando una bola rápida se ubica tan marcada fuera del pentágono mayormente se ignora, así que en su favor prioriza mantenerse en los bordes.

Con rectas acumuladas afuera, tenemos ejemplos como este donde Ryan O´Hearn ni siquiera se inmuta.

Créditos: Baseball Savant.

Y si es un cambio que terminó en el corazón del home, el resultado son batazos como el conectado por Jake McCarthy.

Créditos: Baseball Savant.

Para el resto de la campaña, el sistema ZiPS proyecta que Luis Gil registre 70 innings más donde limite a la oposición a un promedio de .211 y recete ponches en el 29.4 por ciento de sus enfrentamientos.

Por como van las cosas, el camino de los Yankees será mejor con el derecho manteniendo su estatus. Es una positiva revelación.

Estadísticas de Fangraphs y Baseball Savant fueron utilizadas en este artículo.

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.