Paul Goldschmidt intenta despegar a la ofensiva

0

El primera base de los Cardenales de San Luis tiene al menos un hit en sus últimos cinco partidos y tres vuelacercas en dos días

Lunes, 27 de mayo de 2024: Paul Goldschmidt (#46) corre las bases tras dar un cuadrangular en el primer inning ante los Rojos de Cincinnati en el Great American Ball Park. (Foto: Jeff Dean/AP)

Lunes, 27 de mayo de 2024: Paul Goldschmidt (#46) corre las bases tras dar un cuadrangular en el primer inning ante los Rojos de Cincinnati en el Great American Ball Park. (Foto: Jeff Dean/AP)

Jesús David Castellano / @_JDCastellano

En las últimas dos temporadas, Paul Goldschmidt ha estado alejado en su producción ofensiva de aquel que en 2022 se llevó los honores del MVP de la Liga Nacional por primera vez en su carrera; y más en esta temporada donde ha estado bateando de manera muy floja al menos en estos casi primeros dos meses.

Casualmente, la merma en la producción de «Goldy» ha coincidido con un mal desempeño de los Cardenales de San Luis. En 2023 fueron últimos de la división central de la Liga Nacional con 20 juegos por debajo de .500. Y, este año también han batallado para ganar con regularidad, aunque ahora mismo están en medio de una racha de siete triunfos en sus últimos 10 desafíos. Y, con foja de 25-27, están a cinco juegos y medio de la cima de su división.

Ahora bien, este lunes en la derrota ante los Rojos de Cincinnati por pizarra de 3-1 en el inicio de la serie en el Great American Ball Park, Paul Goldschmidt conectó su tercer cuadrangular en dos días y extendió a cinco su racha de partidos seguidos conectando al menos un imparable.

Durante la racha, el inicialista de actualmente 36 años batea para promedio de .333 (de 21-7) con dos dobles, tres carreras anotadas y seis impulsadas.

Ha sido menos paciente en el plato

Además, solo se ha ponchado tres veces en sus últimos tres desafíos. Eso, luego que en sus primeros 47 choques viera tres strikes en 66 ocasiones, combinándose en total para una tasa de guillotinas de 31.3%; que no solo es la más alta en su carrera, sino la primera vez que siquiera supera el 25%. Ello contrasta con un muy bajo índice de pasaportes de 8.8%. Al mismo tiempo, ostenta media de swings fallidos de 30.2%.

Sus métricas de promedio de velocidad de salida (91mph), valoración de batazos duros (45.2%) y porcentaje de ángulo de salida de punto justo (37.3%), lucen decentes pues tienen percentiles de más de 70. Sin embargo, son inferiores a las de campañas pasadas y los mínimos de su carrera.

Dicho esto, apenas tiene velocidad promedio del bate de 71.1mph. Además, su tasa de barriles es de sólo 6.3%, lo que justifica que su average esperado, xSLG y xwOBA también sean bastante bajos.

Otro detalle que defavorece a Paul Goldschmidt y que demuestra lo distante que está de su temporada de MVP es que está produciendo más contactos bajos y menos sólidos. De hecho, en ese 2022 generó tasa de contactos sólidos de 9.9%, mientras que este año bajó rotundamente a 7.1%.

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.