Bryce Harper y el camino a buen primera base defensivo

0

El veterano tomó la posición en 2023 y ya exhibe rendimiento élite

Miércoles 28 de febrero de 2024: Bryce Harper (#3) de los Phillies de Phillies de Philadelphia, fildeando un disparo en el cuarto inning de un juego de la Liga de la Toronja ante los Bravos de Atlanta en Clearwater, Florida. (Foto: Charlie Neibergall/AP)

Miércoles 28 de febrero de 2024: Bryce Harper (#3) de los Phillies de Phillies de Philadelphia, fildeando un disparo en el cuarto inning de un juego de la Liga de la Toronja ante los Bravos de Atlanta en Clearwater, Florida. (Foto: Charlie Neibergall/AP)

Por Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

La imagen de Bryce Harper gravita en el “prime time” desde hace tiempo. Es una atención que justifica, mutando del cotizado prospecto que encabezó su draft a un pelotero habitual en los Todos Estrellas.

Por su ofensiva almacenamos una amplia lista de recuerdos, parte que domina tan bien que hace perder de vista otros elementos en su juego. Resulta ineludible el registro vitalicio de .912 en OPS, nada menos que la impronta de bateador élite.

Pero la fuerza de su madero es un recurso conocido, así que con estas líneas buscamos dar notoriedad a una faceta distinta. En 2023, Harper se reincorporó a los Phillies tras superar la cirugía Tommy John, lo que en principio le alejó de accionar a la defensiva y condicionó a ser bateador designado.

El avance de la temporada permitió que regresara a prepararse para sus labores de fildeador, mas no en condiciones de jardinero. Se identificó un lugar para él en la primera base. Antes tuvo dos partidos allí como ligamayorista, uno en 2021 y otro en 2018.

En esa primera prueba inició 36 partidos, acumulando un total de 303 innings. Llamémosle “fase de aclimatación”, que en este 2024 le permite cosechar frutos.

Eso comenzando por su cantidad de entradas (522.2) que supera lo anterior, mientras que su rendimiento es medido por cinco outs por encima del promedio (OAA en inglés), ocupando la segunda posición entre todos los inicialistas de Grandes Ligas (Christian Walker, 6).

La estadística toma información del sistema Statcast y cámaras esparcidas por todos los estadios, evaluando la trayectoria que toma la pelota y la ubicación y movimiento que realizan los defensores.

Es inevitable reseñar que haga esto en su primer año a tiempo completo, sobre todo viendo el desglose de los numeritos. Dividamos los OAA en función de batazos próximos a la raya donde postea un +1, siguiendo con aquellos en línea recta (+2) y los conectados en el hueco de la primera y segunda almohadilla (+1).

En todo momento obtiene una valoración positiva, una buena noticia para su permanencia en la inicial ya que las habilidades de alcance le acompañan. Ver esas cosas en tan poco tiempo destaca sus condiciones atléticas.

Los ganadores con esto son los Phillies, considerando que ese rol se adapta a la postrimería sin que implique un alto riesgo de lesiones y encuentran otro aspecto desde el cual les puede aportar.

Estadísticas de Baseball Savant fueron utilizadas en esta nota.

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.