Randy Arozarena está en problemas

3

El cubano posee numeritos ofensivos que dejan mucho que desear y no levanta cabeza. Analizamos las causas

Por Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

 Hemos visto sus batazos y atrapadas memorables, dueño de una energía contagiosa cuyo nombre queda grabado en canciones de Bad Bunny. Decir que hablo de Randy Arozarena es una necedad.

Sin embargo, el comportamiento de su juego en la presente temporada llama a la preocupación. Lo visto en sus registros no coincide con su acostumbrada ‘’fogosidad’’, notando un descalabro en su línea ofensiva con los pírricos .178 AVG/.291 OBP/.326 SLG.

Este rendimiento se torna alarmante, sobre todo porque su muestra se expande a los 70 juegos. Casi se agota la primera mitad y no levanta cabeza, lo cual tampoco ayuda a los Rays en su urgencia de ganar partidos (caminan últimos en el Este de la Liga Americana, 34-38).

El descenso de su ofensiva puede que responda a varias razones, mismas que analizaremos en las siguientes líneas.

Para comenzar, pongamos atención en la contundencia de sus batazos. A juzgar por la velocidad de salida (90.2 mph) no existen sospechas dado que solo restó 1.5 a su marca del año anterior (91.7), pero sí lo hace la deplorable tasa de golpes fuertes (o todos aquellos superiores a los 95 mph) de un tímido 39.4 por ciento.

La explicación es que Arozarena se las arregla para mantenerse cerca de su promedio habitual, aunque es menos consistente en la marca. Lo propio indica la lectura del histograma, entendiendo que la mayoría de sus batazos agrupados en el rango de 80-90 y menor es la cantidad sobre 100 comparado a la pasada zafra.

Fuente: Baseball Savant.

Pero los problemas no se detienen en los desbalances de la fuerza de sus contactos, también es parte de estos la manera en que se producen. Los traspiés del cubano vienen relacionados con sus aumentos a batazos clasificados en forma de “topped” (metido arriba de la pelota) y “unders” (debajo).

Los primeros suelen relacionarse a roletazos inofensivos, que en esta campaña representan el 35.5 por ciento de todas sus conexiones y batea .178 golpeando de esa forma; mientras que con el segundo grupo  de »elevaditos», batea .040 y convierte el 29.6 % en ellos.

Por cuestiones lógicas, reducir la potencia termina en menos contactos óptimos. Gracias a eso Arozarena pasa de un 12.3 de barrels a solo 7.1 por ciento, los cuales son garantía de buenos batazos pero los está consiguiendo menos.

% UsoAVGSLGWhiffEVLA
Bolas rapidas530.1650.32228.89217
Rompientes34.30.2180.40237.188.613
Baja velocidad12.80.1180.14738.587.78
Estadísticas de Baseball Savant.

Además, los problemas se agudizan evidenciando su incapacidad de hacer frente a cualquier tipo de lanzamientos. Por ejemplo, las bolas rápidas las conecta con fuerzas, pero a la vez en un ángulo que le acerca más a los elevados que las líneas, en tanto a los cambios y rompientes los abanica en una proporción inaguantable.

El calendario no alcanza una cantidad de fechas que nos permita ser categóricos, aunque si un bateador no conecta ni las rectas, ¿qué asegura lo hará ante otro pitcheo? Ya veremos los ajustes que Arozarena deberá incluir, apelando a las tendencias de una carrera «productiva». 

Sigue la cobertura en El Extrabase

3 pensamientos sobre “Randy Arozarena está en problemas

  1. Quizás lo q necesite Randy es jugar en invierno cuando menos dos meses para poder tener más consistencia, lo he visto jugar y lo noto decaído, el couch de bateo no existe en Rays ? Oh no le está ayudando lo digo como exprofesional yo entrene con Leo Rodriguez en Sultanes y le aprendí mucho y me corrijo bastante

  2. Esos números son realmente alarmantes para un pelotero de es talla …como dice Juan Manuel y el coach d bateo …xq con certeza tiene que hacer ajustes en su mecánica ahí es donde trabaja el coach … cuando uno batea no se da cuenta realmente..pero un coach d bateo es su trabajo…yo jugué muchos años como pitcher..y a veces no tiraba strike …con recta ..buscaba otros lanzamientos y m servía … saludos cordiales desde Veracruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.