Trevor Bauer o cuando lo ético supera lo judicial y deportivo 

0

Las opiniones éticas llevan a la indiferencia a un lanzador élite

Trevor Bauer en su accionar con los Diablos Rojos. Fuente externa.

Por Carlos Moreta / @CarlosMoreta01

Es la discusión de lo ético contra lo legal. Las narrativas morales dictando condenas de temas solucionados antes de una sentencia. Y en medio de ello, el futuro de la carrera de Trevor Bauer.

Por un lado, la existencia de acuerdos extrajudiciales que le permitieron desestimar una demanda por abuso sexual interpuesta en su contra por una mujer de San Diego, aunque las investigaciones independientes realizadas por las Grandes Ligas concluyeron que las agresiones sí ocurrieron.

El antiguo ganador del Cy Young insiste en su defensa con que se trató de un comportamiento “consensuado”, insuficiente para que la liga dejara de emitir una suspensión de 324 partidos que a posteriori se redujo a 194 por la intermediación de un árbitro.

Los Angeles Dodgers decidieron liberar a Bauer en fecha del 12 de enero de 2023, a pesar de que mantenían sus servicios por una siguiente temporada y obligados a cumplir el pago de ~22.5 millones de dólares. Ninguna otra organización se interesó en sus habilidades, obligándolo a formar tienda aparte.

Si bien en la justicia no existe una sentencia condenatoria, un expediente distinto continúa sin ser resuelto y lo involucra en presuntos actos de abuso sexual en perjuicio de una mujer de Arizona. De manera que, hay dos casos donde su nombre queda implicado y las investigaciones de MLB lo señalan, aun cuando no se encuentra en la ilegalidad.

En su caso, las narrativas de corte ético-moral son las que le impiden continuar la alguna vez fructífera carrera en el Big Show, sabiendo que el escenario deportivo y judicial “está de su lado”.

Trevor Bauer se encuentra en la Liga Mexicana de Béisbol y su rendimiento indica que allí «no busca nada». Es un circuito que domina a su antojo, completando las primeras 11 aperturas en una labor de 69 entradas y un tercio.

Se catapultó a los libros de historia tras completar una jornada de 19 ponches el 21 de junio, récord de todos los tiempos para un encuentro de nueve episodios. 

Demuestra capacidad de ir profundo en los partidos, evidenciado en brillantes resultados como es una efectividad microscópica (1.56), en tanto somete al 38 por ciento de sus rivales a ponches y apenas el 5.9 % de las apariciones terminan en pasaportes.

El derecho, de 30 años, prevalece en un contexto donde los estadios -y no precisamente los bateadores- son el enemigo, pues la altitud en territorio mexicano dificulta el movimiento de la pelota, de ahí que sea un circuito favorable a la ofensiva con anotación de 5.78 vueltas por juego en la presente estación.

Bauer tiene un armamento de primer nivel, contando con cinco lanzamientos que le permiten obtener strikes y cada uno desempeñándose con buenas notas de manera individual. Utiliza una recta de 94.3 millas por hora con la que suele iniciar los turnos, seguida por venenosos secundarios élites en la consecución de swings abanicados.

El slider, de 83.3 mph, le permite un 55 por ciento de  strikes tirándole a la fecha, mientras que con el cutter (86.7) lo hace en un 38 %. Sus opciones de menor uso también consiguen letalidad, porque su curva (80.5 mph) la manipula en el nueve por ciento y la tasa de abanicados es 54 %, extendido al splitter (86.4) con cinco por ciento de empleo y 38 en swings a la brisa.

En su estadía con los Diablos Rojos, el nativo de California mantiene las características de un pelotero de primer nivel, luciendo un dominio que trasladado a la Gran Carpa superaría a la media de abridores y su promedio de 4.06 en carreras limpias.

Con todo y eso, el discurso de la ética le tumba el pulso e interpone las medidas que un tribunal no adoptó. Lo deportivo por sí solo no es suficiente, y el talento no basta sin la disciplina. 

Sigue la cobertura en El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.